Por una empresa sostenible sin brecha salarial entre hombres y mujeres

La brecha salarial es un problema que lejos de afectar sólo a las mujeres tiene efectos en toda la sociedad porque repercute en las cotizaciones a la Seguridad Social, en los impuestos que no se satisfacen y en el empleo que no se crea.

España es uno de los países europeos donde esta brecha salarial de género es más alta, y da igual el tipo de industria, el nivel educativo o el complemento salarial, en todos los casos existe esta discriminación que afecta negativamente a las mujeres.

Las discriminaciones y desigualdades indirectas como la mala clasificación de categorías laborales, el factor cultural o el índice de excedencias, reducciones de jornada y jornadas a tiempo parcial contribuyen a esta brecha salarial. También hay que destacar la manera en que está conformada la estructura de las empresas en nuestro país, donde el 90% de la parte directiva está ocupada por hombres, cargos que también están mejor retribuidos, quedando la parte productiva y peor remunerada con una mayoría de mujeres.

Podemos seguir desgranando los datos, poniendo ejemplos y enumerando los efectos de esta desigualdad salarial entre hombre y mujeres, pero si ya está claro que el problema lo tenemos identificado, ¿no será mejor que nos centremos en buscar las soluciones?

Desde el Instituto para la Producción Sostenible ponemos en valor a la industria y las empresas sostenibles, aquellas que cumplen responsabilidades con respecto a la expansión empresarial, el respeto al medio ambiente y el progreso de las personas. Tres pilares fundamentales e igual de importantes en el desarrollo de una actividad, lo económico, lo ambiental y lo social, a ninguno de los cuales se debe renunciar.

En el Instituto IPS mostramos los beneficios de incorporar la sostenibilidad a la visión estratégica de la empresa como una apuesta rentable por la innovación, la competitividad y la excelencia empresarial.  Reconocemos esa excelencia a través de nuestro Certificado IPS de Sostenibilidad, sello pionero en la integración de estos tres conceptos de responsabilidad económica, ambiental y social.

No puede existir excelencia empresarial sin esta parte social, ya que la justicia social es uno de los pilares de la sostenibilidad.  Cualquier empresa que quiera obtener el Certificado IPS de Sostenibilidad debe cumplir con responsabilidad en este ámbito y por supuesto no debe haber discriminación salarial por género, como tampoco por nacionalidad y deben respetarse los derechos de los trabajadores.

Cada vez más las empresas están evolucionado y se están convenciendo de la importancia de la sostenibilidad en su actividad. Toman conciencia y apuestan por modelos empresariales respetuosos, innovadores y competitivos. Las empresas deben ser sostenibles o no serán. El IPS trabaja para que las empresas prioricen la sostenibilidad como valor de marca siendo responsables y socialmente justas, y aunque es verdad que muchas trabajan positivamente en esta línea, es necesario una mayor concienciación.

En IPS apostamos por que cada vez más empresas quieran acreditar su compromiso con el desarrollo sostenible y legitimar que actúan de forma sostenible en el plano económico, social y ambiental.

http://www.efeverde.com/blog/creadoresdeopinion/una-empresa-sostenible-sin-brecha-salarial-hombres-mujeres-jose-cabrera/

José Cabrera

Presidente IPS